banerpalos

 
Home DOCUMENTACIÓN TEXTOS CRÍTICOS FRIEDHELM MENNEKES / ARTE Y RELIGIÓN

ARTE Y RELIGIÓN 
Friedhelm Mennekes

arteyreligiongrandeEl arte tiene el asombroso poder de partir la religión por la mitad y, una vez rota, atizar su fuego para insuflarle nueva vida. El arte despoja a la religión de toda la seguridad que ella misma se ha creado y la obliga a sufrir el pathos de las dolorosas preguntas. Así, plantea de forma poética –como el norteamericano James Lee Byars-  la pregunta de la muerte, como un interrogante que queda en el aire, como una filosofía inquisitiva, como la gran pregunta hacia la que van dirigidas todas las demás, y la cuestiona. De este modo, el arte insta a la religión hacia el núcleo desnudo de su existencia, hacia el cuestionamento creativo del ser con intención razonadora: en las imágenes, las historias, los ritos, las concepciones del mundo fruto de la inspiración ... hasta en las visiones de Dios.

El arte está en continuo movimiento. En su propio desasosiego, quiere ir siempre más allá de la obra propiamente dicha. Al final, esto se consigue con gran esfuerzo y siempre implica una búsqueda incierta. La actividad artística, como cualquier actividad espiritual, se realiza en el contexto de la dialéctica entre positivo y negativo, posición y contraposición, confianza y duda. Esta duda es la verdadera fuerza impulsora del movimiento creativo, de la creatividad inquieta y nunca satisfecha. El arte como exploración de las realidades íntimas primarias, o mejor dicho: exploración y continuo desarrollo de nuestros medios para configurar la realidad, tal como lo formuló en su día Hermann Kern; el arte, en definitiva, que siempre nos prepara para dar forma a aquello que no la tiene, una y otra vez.

En muchos artistas se desarrolló una conciencia casi religiosa, que les impulsaba a revelar caminos que hasta entonces habían permanecido ocultos. Por nombrar algunos ejemplos, citaré a Wassily Kandinsky, Franz Marc, o Sophie Taeuber; en la misma línea puede incluirse a Francis Bacon o a Louise Bourgeois, Eduardo Chillida, Rafa Forteza, Barbara Kruger, Antoní Tàpies, Antonio Saura y, por ejemplo, Cindy Sherman o Bill Viola, además de muchos, muchos otros. Es su siglo, es arte se convirtió en una forma espiritual primitiva de poner toda la realidad en el punto de mira, para luego darle forma. Su contrucción deja de ser competencia exclusiva de la filosofía y la sociología, anlíticas y abstractas, y menos aún la teología, para pasar a convertirse en una misión práctica del arte.

RAFA FORTEZA. “RITUS”
Kunst-Station de Sankt Peter / Colonia / Alemania / 2008


 

 
joomla template